Fernando Savater, Félix de Azúa y Rafael Argullol debatieron sobre la figura de Don Juan

Jacobo Cortines y Alberto González Troyano coordinaron este nuevo ciclo de conferencias 

Uno de los mitos universales más controvertidos de la literatura universal y de mayor vigencia en la actualidad es, sin duda, la figura de Don Juan. Con el objetivo de debatir sobre una de las criaturas más brillantes de la escena occidental se dieron cita en Sevilla un grupo de los más prestigiosos pensadores y expertos en la materia que existen en España en la actualidad. Durante los tres días que duró el ciclo de conferencias En torno a Don Juan, pasaron por la sede la Fundación José Manuel Lara los pasados 23, 24 y 25 de octubre  Fernando Savater, Félix de Azúa, Rafael Argullol, Andrés Moreno Mengíbar, Aurora Egido y Juan Ángel Vela del Campo, además de los coordinadores del encuentro, Jacobo Cortines y Alberto González Troyano.

Esta actividad formaba parte de la programación oficial del ciclo Mitos de Sevilla que coordina el Ayuntamiento de esta ciudad y que abarca el trienio 2007/2009. En la primera de las jornadas, con el título genérico de Visiones contemporáneas de Don Juan, intervienieron los filósofos Félix de Azúa y Fernando Savater. Para el primero de ellos, “la figura de Don Juan, como figura poética, es una metáfora del mal”. Eso sí, como todo mito, sufre variaciones a lo largo del tiempo. “Para el primer Don Juan -afirma Félix de Azúa- es más importante humillar a Dios que a las mujeres. Sin embargo, en una segunda etapa, tras la Revolución Francesa, la figura de Don Juan pasa de lo teológico a lo estético, el prototipo de los románticos. Por último, en la tercera etapa, Don Juan pierde fuerza y aparecen lo que podemos denominar don Juanas, las vampiresas, ejemplificadas en la Carmen de Bizet”.

Por su parte, Fernando Savater  definió a Don Juan como un personaje “profundamente antipático, siniestro e inquisidor del erotismo”. Por el contrario, hizo hincapié en la contrafigura de Don Juan, Giacomo Casanova, “un vitalista, divertido y colorista que hacía gozar  y que a menudo la gente los confunde”. Para ambos pensadores, el mérito del mito artístico es que  no existe comparación real y hasta tal punto es así, que para Félix de Azúa, “aunque pudiéramos encontarle una referencia real, habría que negarla”.La segunda de las jornadas contó con la presencia del historiador Andrés Moreno Mengíbar y el narrador, crítico y ensayista Rafael Argullol. Moreno Mengíbar defendió, desde un punto de vista historicista, el nacimiento de Don Juan en un contexto determinado: la Sevilla del primer cuarto del siglo XVII. Sin dudar de su procedencia como mito universal, Moreno Mengíbar sostiene que las circunstancias de la época hiceron posible la creación de una figura literaria como “contramodelo de comportamiento, como un intento de definir un nuevo modelo de entender la relación entre las pasiones y la razón. En este sentido, y basándose en elementos históricos y no filológicos, Moreno Mengíbar se situó más cerca de los que defienden la autoría de El burlador de Sevilla a Andrés de Clara Montes que a Tirso de Molina.

Rafael Argullol mostró su predilección por el Don Giovanni de Mozart y afirmó que “Don Juan es un personaje espectral y gélido en la literatura del siglo XX”. Comparó al mito objeto de este ciclo con el mito de Fausto, “dos casos arquetipos de la transgresión, de la modernidad desde la ruptura del mundo medieval”.La última de las jornadas, Dimensión escénica de Don Juan: teatro y música contó con la intervención de Aurora Egido y Juan Ángel Vela del Campo. La catedrática de literatura de la Universidad de Zaragoza, definió a Don Juan como el mito “más universal de la literatura española”. Incidió en la idea de la transgresión, “Don Juan vulnera los siete pecados capitales pero sin duda su mayor pecado es el de la soberbia” Vela del Campo realizó un exhaustivo repaso por la presencia de Don Juan en la historia de la música y como ha ido reponiéndose en distintas adaptaciones recientes.Durante las jornadas, los coordinadores del ciclo, Jacobo Cortines y Alberto González Troyano, presentaron sendos estudios sobre la figura de Don Juan:  Burlas y veras de Don Juan y Don Juan,Fígaro y Carmen. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies