Llegan a las librerías ‘Los caballos inocentes’, de Raúl Quirós Molina, y ‘El síndrome de Diógenes’, de Juan Ramón Santos

Llegan a las librerías ‘Los caballos inocentes’, de Raúl Quirós Molina, y ‘El síndrome de Diógenes’, de Juan Ramón Santos

La Fundación Lara publica las obras ganadoras del Premio Felipe Trigo de Novela y de Narración cort

‘LOS CABALLOS INOCENTES’, DE RAÚL QUIRÓS MOLINA

Un grupo de antiguos amigos de la parroquia de San Blas, en Madrid, se reúne en casa de uno de ellos para recordar su juventud a través de los discos, las fotos y las experiencias que compartieron entre finales de los ochenta y principios de los noventa. Espectadores alucinados de la Movida, pero ajenos a las luces y sombras que se vendieron de la Transición, recordarán una historia de España alejada de sus más famosos protagonistas.

Esta es la historia que recoge el escritor Raúl Quirós Molina en ‘Los caballos inocentes’, obra ganadora del XXXIX Premio Felipe Trigo de Novela, que publica la Fundación José Manuel Lara y que se incorpora a nuestro catálogo tras Roberto Osa, ganador en 2017 con su obra titulada ‘Morderás el polvo’; Juan Carlos Vázquez, premiado en 2018  con su novela ‘Los nombres de los barcos’, y ‘La capital inverosímil’, de Jordi Juan Martínez, galardonada el año pasado.

‘EL SÍNDROME DE DIÓGENES’, de JUAN RAMÓN SANTOS

La Fundación José Manuel Lara también publica la obra ganadora del Premio de Narración Corta Felipe Trigo, que se falla en el mismo acto en el que se conoce al galardonado con el Premio de Novela Felipe Trigo, ambos concedidos por el Ayuntamiento de Villanueva de la Serena (Badajoz).

En su edición XXXIX recayó en el relato titulado ‘El síndrome de Diógenes’, del escritor extremeño Juan Ramón Santos. Se trata de un relato en primera persona de un cínico contemporáneo, un tipo extravagante que, en la mitad del camino de la vida, emprende una cruzada contra lo que llama “la perniciosa secta de las señoras con el bolso bajo el brazo”, dejándose llevar por un instinto cada vez más canino que lo acabará alejando sin vuelta atrás de sus congéneres. El jurado destacó de esta obra el buen humor de una trama de resolución impecable.